ARTICULOS DE  ANTONIO RUBIO MERINO     


Agosto de 2017

23/08/2017

Honor a Lee

Durante los últimos treinta años he dedicado bastante tiempo a estudiar la llamada Guerra de Secesión de 1861 a 1865, que otros llaman Guerra Civil Americana, que otros consideraron la Segunda Civil –porque en...   más




Junio de 2012

PLEONASMOS

Tengo la buena costumbre de hablar con los taxistas. Puede que sean uno de los mejores termómetros de la situación real de un país. En Madrid y Barcelona suelo además preguntarles por sus países de origen. La...   más




Acceda a EL CONFIDENCIAL para leerlo en su web

Publicado en El Confidencial

17/12/2011

EL SÍNDROME DEL TÍO GILITO

Para aquellos que en su infancia no frecuentasen los cómics de Disney, aclararemos que el tío Gilito es un personaje no muy simpático, que desprecia a su sobrino -el pato Donald- y que posee una enorme...   más





Volver al resumen

Diciembre de 2011

LA SENSATEZ ALEMANA


¿Acaso no se dan cuenta, Merkel y los alemanes, de que con su actitud están llevando Europa al desastre? Mi amigo el profesor Mariano Iñigo llamaba principio de alteridad negativa al creer que el otro siempre es idiota. Y nosotros, los europeos endeudados hasta los límites de la quiebra ¿estamos en condiciones de presuponer estulticia en quienes han creado desde las ruinas la mayor potencia industrial del continente, acreedora del resto de sus pares?

La conducta alemana está llena de sentido común. En estos días se lee que alguien tendrá que explicarles a los alemanes que si España quiebra ellos se quedarán sin pensiones, puesto que esos fondos están invertidos en gran medida en cédulas hipotecarias españolas... Qué curiosa estampa la de la cigarra moribunda permitiéndose aun el dar consejos a la hormiga.

Con más de un millón de alemanes con una segunda residencia en España y una cultura del ahorro asentada en su cimiento social, me permitiré dudar acerca de esa supuesta irracionalidad o inconsciencia de nuestros aliados teutones, o de su falta de información acerca de sus vecinos meridionales. Quizás lo que ocurra es que nos conozcan demasiado bien y tengan muy claro a qué atenerse.

El entregar dinero con pocas contraprestaciones a los mismos gestores irresponsables que llevaron a sus empresas a la quiebra creo que seria tachado de negligencia punible en el ámbito civil. No soy capaz de encontrar la diferencia cuando esos gestores son políticos y la empresa que han arruinado es su propio país.

Los gestores de Alemania saben que tendrán que prestar más para que alguna vez le pague el moroso. Pero tendrá que ser con garantías adicionales. Con salvaguardas constitucionales acerca de los limites de la deuda del Estado -como la que acaba de aprobarse en España- y con una común disciplina fiscal. Habrá eurobonos garantizados por Alemania, pero ella fijará sus condiciones para aceptar su parte de compromiso.

Me inclino a pensar que la tensión que mantiene la señora Merkel conducirá a la aceptación, por parte de sus aliados, de una unión fiscal entre aquellos capaces y dispuestos para asumirla. Esos países cederán parte de su soberanía, nada menos que los limites de sus presupuestos nacionales, a una entidad nueva, común, un nuevo núcleo duro europeo, liderado por la potencia alemana, garante de seriedad, responsabilidad y estabilidad. Y éste ha de ser el camino de Europa. No hay otro. Es inviable una Unión de 27 estados soberanos con capacidad de veto. Esta crisis es una oportunidad para avanzar hacia "una más perfecta unión".

Si una parte de Europa, homogénea en sus principios y valores, es capaz de crear una unión fiscal, el proyecto europeo seguirá avanzando de la única forma en que es viable: con oleadas graduales de integración. Acuerdos de colaboración, eliminación de trabas aduaneras, asunción de la mayor parte de los tratados, pertenencia a la Unión, incorporación al euro, y por ultimo, integración dentro del área fiscal común. Ese será el camino de la unificación europea, que cada Estado deberá recorrer según su grado de madurez.

Y más adelante, en coherencia con un mismo presupuesto, una misma política exterior y un mismo ejército. Unos Estados Unidos de Europa, con una única soberanía de ciudadanos defensores de las cuatro grandes libertades que inspiran este proyecto continental: libertad para las personas, las mercancías, los capitales y las ideas.

Un desafío apasionante, que ahora necesita de la sensatez alemana.


Antonio Rubio Merino.

 La sensatez alemana.pdf


Volver al resumen


 

Si prefiere leer el artículo en la web, pinche la imagen

Publicado en El Confidencial

Mayo de 2011

¡NO ES LA ECONOMÍA, AMIGOS!

Atribuyen a un asesor demócrata la frase “es la economía, estúpidos”, con la que trataba de explicar a sus colegas el imparable ascenso de sus rivales republicanos. No me apetece calificar de la misma forma a...   más




22/03/2011

22 M

Acabo de visitar la puerta del Sol de Madrid. No creo que sus ocupantes teman tanto la llegada de tanques como la de los camiones de basura. Me debato en la duda acerca de que huele peor aquí: los porros,...   más


11/03/2011

VIERNES DE CENIZA

El cielo ha amanecido gris, cubierto de tristeza. A veces, la naturaleza se compadece de los sentimientos de los hombres. Es Once de Marzo en Madrid. Los políticos desfilan ante los periodistas en la Puerta...   más


02/03/2011

TIEMPO DE VALIENTES

“La adversidad produce hombres; la prosperidad, monstruos”. Victor Hugo En la Estación de Ferrocarriles de Córdoba hay en estos días una pintada que reza: “Espabila: no hay futuro”. Está firmada por los...   más




Si prefiere leerlo en la web pinche aquí

Publicado en El Confidencial

Mayo de 2010

LO DECENTE: QUE GRECIA QUIEBRE

Algo huele a podrido en Europa. Su hedor se extiende por Occidente. Los grandes problemas se debaten a la corrompida luz de lo inmediato, el prejuicio, el cortoplacismo, la ideología y otras formas de...   más




Mayo de 2010

DE IDIOTAS, PÁNFILOS Y PRUDENTES

Debemos mucho a los griegos. Los amantes de la libertad, en su origen, prácticamente todo. Isonomía –igualdad ante la ley- y democracia –gobierno del pueblo- como resumen último de las creencias políticas de...   más