ARTICULOS DE  ANTONIO RUBIO MERINO     


Agosto de 2017


Volver al resumen

23/08/2017

Honor a Lee

Durante los últimos treinta años he dedicado bastante tiempo a estudiar la llamada Guerra de Secesión de 1861 a 1865, que otros llaman Guerra Civil Americana, que otros consideraron la Segunda Civil –porque en la de Independencia, también se enfrentaron entre sí americanos leales a la Corona con los sublevados contra ella- o la Segunda de Independencia, y que a otros gusta llamar la Guerra entre Estados.

He de reconocer que mi primer acercamiento admirativo hacia este episodio de la historia tuvo que ver con el cine, con el gallardo general Lee que retira a los caballeros del Sur de la academia militar de West Point, y de un no menos gallardo Errol Flynn –entonces cadete Custer- cerrando filas junto a sus compañeros que permanecen bajo la bandera de la Unión. Películas recientes, como “Dioses y generales”, o desde otra perspectiva más intrahistórica, “Cold Mountain”, han tratado de explicar al público masivo los dilemas morales que muchos tuvieron que afrontar durante aquella guerra y su antesala.

Biografías como las de los generales Chamberlain –profesor de oratoria- o Longstreet –más tarde considerado traidor por sus compatriotas del Sur- evidencian la sutileza y complejidad de los problemas de aquella situación de escisión terrible.

Lo que ni el observador más superficial puede pensar, y menos en 2017, es que aquella fue simplemente una guerra a favor o en contra de la esclavitud, por una mayor o menor libertad de los negros o afroamericanos, como ahora parece obligatorio decir.

Al iniciar la contienda, el presidente Lincoln era partidario de la esclavitud y de un gobierno central muy fuerte. Mientras que el hoy denostado por algunos general Lee, era enemigo de la esclavitud y también de un gobierno central opresivo.

Lincoln ofreció a Lee el mando del ejército de la Unión –un puesto seguro, lucido y bien pagado- pero éste lo rechazó porque pensaba –acertadamente- que el presidente actuaba de forma opresiva contra el derecho de los Estados, vulnerando la Constitución.

Sólo después de Antietam, tras dos años de guerra, se atrevió el presidente Lincoln -el que, por cierto, más libertades personales conculcó durante su mandato en toda la historia de los Estados Unidos- a decretar la libertad de los esclavos, y sólo en el Sur –a fin de hostigar aún más al enemigo-. Mientras que Lee liberó a los suyos el mismo día que comenzó la contienda.

La guerra americana de 1861 a 1865 fue un conflicto terrible, con un porcentaje de víctimas increíble para cualquier época. Y la esclavitud fue uno de los hechos en juego. Pero no fue una guerra entre buenos y malos, esclavistas o liberadores. Y, sin duda, en cualquier caso, Robert E. Lee, el general americano más admirado de todos los tiempos, no era uno de los “malos”.

Las guerras civiles son terribles, las que más. Se llega a ellas por circunstancias muy complejas. Simplificarlas es también terrible, porque las priva de su sentido último, que es al menos aprender de ellas. La mal llamada “memoria histórica”, en todos los países, cuando desconoce su sentido, la propia historia, en su casi infinita complejidad, sólo es una atroz forma de mentira y opresión.


Antonio Rubio Merino
Agosto 2017.

 Honor a Lee.pdf


Volver al resumen


Junio de 2012

PLEONASMOS

Tengo la buena costumbre de hablar con los taxistas. Puede que sean uno de los mejores termómetros de la situación real de un país. En Madrid y Barcelona suelo además preguntarles por sus países de origen. La...   más




Acceda a EL CONFIDENCIAL para leerlo en su web

Publicado en El Confidencial

17/12/2011

EL SÍNDROME DEL TÍO GILITO

Para aquellos que en su infancia no frecuentasen los cómics de Disney, aclararemos que el tío Gilito es un personaje no muy simpático, que desprecia a su sobrino -el pato Donald- y que posee una enorme...   más




Diciembre de 2011

LA SENSATEZ ALEMANA

¿Acaso no se dan cuenta, Merkel y los alemanes, de que con su actitud están llevando Europa al desastre? Mi amigo el profesor Mariano Iñigo llamaba principio de alteridad negativa al creer que el otro siempre...   más


Agosto de 2011

OCCIDENTE EN SU DILEMA

Como todo el mundo sensato sabe, la naturaleza se rige por ciertas pautas, que la experiencia, organizada a través de las ciencias empíricas, ha ido estructurando en torno a las leyes definidas de la física y...   más


Junio de 2011

EMPIRISMO Y RACIONALISMO

La mayoría de los manuales de filosofía españoles, cuando ilustran el progresivo avance de la razón a partir del siglo XVI, comienzan por Descartes, su “Discurso del método”, su escepticismo –acaso un poco...   más




 

Si prefiere leer el artículo en la web, pinche la imagen

Publicado en El Confidencial

Mayo de 2011

¡NO ES LA ECONOMÍA, AMIGOS!

Atribuyen a un asesor demócrata la frase “es la economía, estúpidos”, con la que trataba de explicar a sus colegas el imparable ascenso de sus rivales republicanos. No me apetece calificar de la misma forma a...   más




22/03/2011

22 M

Acabo de visitar la puerta del Sol de Madrid. No creo que sus ocupantes teman tanto la llegada de tanques como la de los camiones de basura. Me debato en la duda acerca de que huele peor aquí: los porros,...   más


11/03/2011

VIERNES DE CENIZA

El cielo ha amanecido gris, cubierto de tristeza. A veces, la naturaleza se compadece de los sentimientos de los hombres. Es Once de Marzo en Madrid. Los políticos desfilan ante los periodistas en la Puerta...   más


02/03/2011

TIEMPO DE VALIENTES

“La adversidad produce hombres; la prosperidad, monstruos”. Victor Hugo En la Estación de Ferrocarriles de Córdoba hay en estos días una pintada que reza: “Espabila: no hay futuro”. Está firmada por los...   más




Si prefiere leerlo en la web pinche aquí

Publicado en El Confidencial

Mayo de 2010

LO DECENTE: QUE GRECIA QUIEBRE

Algo huele a podrido en Europa. Su hedor se extiende por Occidente. Los grandes problemas se debaten a la corrompida luz de lo inmediato, el prejuicio, el cortoplacismo, la ideología y otras formas de...   más




Mayo de 2010

DE IDIOTAS, PÁNFILOS Y PRUDENTES

Debemos mucho a los griegos. Los amantes de la libertad, en su origen, prácticamente todo. Isonomía –igualdad ante la ley- y democracia –gobierno del pueblo- como resumen último de las creencias políticas de...   más